¿ Queréis disfrutar de un postre suave a la vez de original? Con esta Panna Cotta de avena y mango la sobre mesa será TOP.

Receta y fotografía de Juan Andrés de El Dulce Objetivo. @eldulceobjetivo

Mangos: m de premium > tropical millenium.

 


Ingredientes:

Para 6 vasitos pequeños.
1 mango maduro. ( m de premium) ( podemos añadirle 1/4 de papaya si nos gusta)
Zumo de 1 limón.
1 cucharada de miel.
1 pizca de pimienta. (en mi caso pimienta rosa).
3 hojas de gelatina.
250 gr. de nata para montar (35% materia grasa).
250 gr. de bebida de avena (o la que más os guste vegetal).
50 gr. de azúcar panela o morena.
1 cucharadita de vainilla en pasta o la ralladura de una vaina.

Preparación:

Preparamos nuestros vasitos o los recipientes donde los queramos poner, los tarritos de conservas pequeños también me encantan para estas cosas. En mi caso y para que quede esa forma torcida me he ayudado de un cartón de huevos que me permitía usar los huecos para torcer los vasitos y que quedasen con la forma que veis.
Pondremos a hidratar en un recipiente con agua fría.
Ponemos la nata, la bebida de avena, la vainilla y el azúcar panela en un cazo y lo llevamos a fuego lento hasta que este a punto de hervir.
En este momento añadimos la gelatina, que escurriremos bien para eliminar la mayor cantidad de agua posible y con ayuda de las varillas la disolveremos en nuestra crema calentita.
Una vez lo hayamos retirado del fuego, vamos a proceder a llenar nuestros vasitos hasta que casi llegue al borde de los mismos. Al estar torcidos esto será como la mitad de nuestro recipiente.
Lo dejamos enfriar y una vez fríos los llevamos al frigo por al menos 6 horas, perfecto si lo dejamos toda la noche en el frigorífico. Nuestra crema se va a separar sola y creará este efecto de capas que veis, donde la nata se ha quedado por encima de la bebida vegetal.
Vamos con la crema de mango, sencillísima de preparar, solo tenemos que pelar el mango, cortarlo en cuadraditos, añadirle el zumo de limón, la miel y la pizca de pimienta. Esta realzara el sabor de nuestro mango de una forma increíble. Lo batimos todo con la batidora o con un robot de cocina y listo, no tenemos que hacerle nada más.
Sacamos nuestros vasos del frigo ¡pero cuidado! Le pondremos el mango aún en la posición torcida en la que los hemos llevado a enfriar, recordad que os he dicho que no tiene un gran cantidad de gelatina y además al estar torcido puede que nos juegue una mala pasada. Al ponerle el mango en esta posición, no habrá ningún problema en ponerlos al ponerlos derechos.

 

 

Ver Más