Fuente: María Rojo, experta en nutrición.

#Chatidieta

Características:

De aspecto alargado y redondeado, su color es amarillo verdoso, en su interior suele ser de color anaranjado y lleva unas pepitas en el centro de color negro.

Calorías:

33 calorías por 100 gramos

Características Nutricionales:

En este fruto cabe destacar la vitamina C ya que contiene más cantidad que la naranja y aporta muchas menos calorías por lo que es ideal para una dieta de adelgazamiento.

Rica en vitaminas del grupo B (B1, B2 y B3), vitamina A y provitamina A (caroteno), vitamina D y minerales como el Calcio, Fósforo,Potasio, Sodio, Magnesio, Hierro, Zinc y Yodo.

Contiene una enzima llamada papaína, utilizada en tratamientos para mejorar la digestión ya que su consumo aumenta la producción de jugos pancreáticos mejorando así digestión yenfermedades como pancreatitis o dispepsia (gases).

Vitamina C: ayuda en la formación de colágeno que junto a la elastina forman la estructura de la piel y tiene poder cicatrizante, ayuda a la correcta asimilación del hierro en sangre por lo que es necesaria para la anemia, tiene poder antioxidante ayudando al organismo a luchar contra los radicales libres reforzando así el sistema inmunitario.

Vitamina B1: convierte los carbohidratos en energía, ayuda al sistema nervioso y muscular. Su carencia puede generar fatiga y daños neuronales o musculares.

Vitamina B2: interviene en la producción de glóbulos rojos y la síntesis de proteínas, su carencia puede derivar en anemia o problemas de piel.

Vitamina B3: convierte el alimento en energía, ayuda en el proceso de digestión y en la transmisión del sistema nervioso. Su carencia puede generar problemas nerviosos o digestivos.

Vitamina A: también llamada retinol, ayuda a la formación de las células, poder antioxidante por lo que interviene en la lucha contra los radicales libres, reforzando así el sistema inmunitario, ayuda en la formación de colágeno por lo que es necesaria para la estructura de

nuestra piel.Junto con los carotenos, precursores de esta vitamina, ayudan a la salud de nuestros ojos.

Carotenos: son los pigmentos que aportan a la fruta y verdura la tonalidad amarilla y roja, se encuentra en el interior de las células vegetales y junto con la vitamina A ayuda a mantener saludable nuestra capacidad ocular, manteniendo saludable la conjuntiva

(membrana situada detrás del ojo) y ayudando a la formación del pigmento de la retina y sensibilidad a la luz.

Vitamina D: Ayuda a la asimilación del Calcio y el Fósforo, interviene en la coagulación sanguínea y en el correcto funcionamiento muscular. Su carencia puede producir problemas óseos como osteoporosis o problemas musculares.

Calcio: El 99% de este mineral forma parte de los huesos, también interviene en la formación del sistema nervioso y muscular y ayuda al correcto funcionamiento circulatorio. Su carencia puede provocar problemas de huesos o musculares.

Potasio: Ayuda a controlar el nivel de agua en el cuerpo. Participa en el correcto funcionamiento muscular y del corazón. Su carencia provoca calambres y cansancio.

Fósforo: Este mineral interviene el la formación de proteína necesaria en la reparación celular y del tejido muscular, ayuda en la formación de huesos y dientes junto a otro mineral, el calcio.

Sodio: Ayuda en la correcta distribución de agua en el organismo, interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos musculares, ayuda a mantener a un nivel correcto la presión arterial. Su carencia puede crear hinchazón y desequilibrio en el organismo como enfermedades renales, diarrea, fiebre entre muchos otros.

Magnesio: Forma parte de los huesos y los tejidos ayudando en la síntesis de proteínas y en la transmisión del sistema nervioso. El magnesio es esencial para la obtención de serotonina a partir del triptófano por ello es tan importante su papel en el sistema nervioso ya que ayuda a

mejorar el estado de ánimo. Su carencia puede provocar cansancio, depresión, calambres musculares, temblores.

Hierro: Este mineral es necesario para la formación de hemoglobina, molécula encargada de transportar el oxígeno en los glóbulos rojos. Este mineral también juega un importante papel en la correcta asimilación de las vitaminas del grupo B. Su carencia puede provocar cansancio,

debilitación de uñas y pelo y anemia.

Zinc: Su consumo ayuda a mejorar el sistema inmunitario, al crecimiento celular y el metabolismo de los carbohidratos, aumentando el efecto de la insulina. La carencia de esta

mineral puede provocar pérdida de apetito, olfato y gusto.

Yodo: Este mineral ayuda a la síntesis de la tiroxina, la hormona responsable del crecimiento, también influye en el sistema nervioso y el metabolismo. Una carencia provoca un

hipotiroidismo, lo que conlleva un aumento de peso, fatiga, depresión, mientras que una sobrecarga provoca un hipertiroidismo, causando ansiedad, pérdida de peso y taquicardias.

Recetas:

Esta fruta es ideal para tomarla en crudo, lo ideal es tomarla fría y si queremos realzar su sabor

podemos añadirle zumo de limón o de lima y tomarla directamente.

Podemos tomarla en batidos con zumo, leche o yogur, macedonia, ensaladas o en postres.

 

La papaya bio de tropical millenim